domingo, 13 de mayo de 2007

El ordenador en el campo militar

La segunda guerra mundial y la posterior guerra fría fueron factores decisivos para la creación del ordenador moderno y para la era de la informática. Muchos investigadores se pusieron a trabajar al lado de los militares, como en el BRL (Ballistic Research Laboratory), servicio de investigación especializado que se montó en 1938 (von Neumann era miembro de consejo científico). La principal actividad del BRL era el cálculo de tablas de tiro para calcular la trayectoria de proyectiles, que se tardaban mucho en producir, con lo que se empezaron a utilizar las grandes calculadoras (se financió la construcción de un analizador diferencial, dirigido por Vannevar Bush). El BRL instaló una oficina de cálculo en la Moore School de la Universidad de Pensilvania, y sobre 1943 se contrató a Mauchly, a Eckert y a Goldstine para realizar una calculadora electrónica. El proyecto se clasificó como secreto militar y se le denominó "proyecto PX", futuro ENIAC. Fue construido demasiado tarde y no sirvió para calcular tablas de tiro, pero, por sugerencia de von Neumann, se utilizó para calcular la viabilidad de los planos de la bomba H, cálculo que requería un millón de tarjetas perforadas. Von Neumann fue un personaje clave para la construcción del ENIAC, ya que obtuvo la financiación militar necesaria para que la máquina fuera realizada.

John von Neumann nació en Budapest (Hungría) en 1903. A los veintidós años era doctorado en matemáticas y en 1930 emigró a Estados Unidos. En 1933 creó el IAS (Institute of Advanced Study) en la Universidad de Princeton y fue nombrado, junto a Einstein, profesor permanente, permaneciendo allí hasta que Eisenhower lo eligió para ser miembro de la Atomic Energy Commision. Fue consultor de la construcción de la bomba A en Los Álamos. Murió a la edad de cincuenta y cuatro años en 1957 debido a un cáncer de huesos, impidiendo así terminar su investigación de la comparación entre el ordenador y el cerebro humano.

Cuando terminó la guerra, von Neumann comenzó la "máquina IAS" en Princeton, con la que pretendía imitar algunas de las operaciones conocidas del cerebro. La máquina se inauguró en 1952, y a finales de 1960, el ILLIAC IV, uno de sus descendientes, construido para el Pentágono, era todavía la máquina más potente del mundo.

Tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, los primeros ordenadores, antes de que el UNIVAC inaugurase la comercialización en el campo civil, se usaron únicamente para tareas militares y estuvieron ligados a la defensa nacional. Aiken, inventor del Harvard MARK 1, dijo que no habría bastantes problemas y trabajo para más de uno o dos de esos ordenadores. El comienzo de la guerra fría supuso un desarrollo tecnológico que utilizaba plenamente las capacidades del ordenador y permitía numerosos perfeccionamientos técnicos. En el campo militar y científico se comenzaba a comprender lo que era realmente un ordenador, pero en el campo civil, por el contrario, la informática se manifestó gracias a que los ordenadores podían ser utilizados como máquinas mecanográficas. En los años 60, en que se pone a punto la red SABRE (se trataba de un sistema telemático de reserva de plazas de avión), el ordenador se empieza a utilizar en el ámbito civil como sistema de información. La red SABRE era un modelo reducido de la red militar SAGE, ambas construidas por IBM.

En 1949, con el éxito de una bomba atómica soviética, el mundo entraba en la guerra fría. Había miedo de que uno de los adversarios realizase un bombardeo nuclear que aniquilara por sorpresa el potencial enemigo. Estados Unidos, además, recordaba el fracaso de Pearl Harbour, donde por falta de una red de alerta suficiente toda una flota de navíos de guerra fue destruida por los japoneses. Ante el temor de un ataque nuclear soviético, la US Air Force decidió reforzar la defensa y desarrollar una red de defensa automatizada mediante ordenadores, con lo que en 1950 pidió al MIT, que desarrollaba entonces el Whirlwind, la realización de la red SAGE (el Whirlwind sería el prototipo de la red). Se trataba de una red radar en tiempo real. A finales de 1952 se pidió a IBM la producción en serie de ordenadores para la red, pero hasta 1958 no fue operativo el primer centro SAGE. La fiabilidad del sistema durante un ataque real nunca se pudo verificar debido a que éste no existió. El último centro SAGE se cerró en 1984, con la aparición de los circuitos integrados. El sistema SAGE permitió desarrollar numerosas innovaciones utilizadas por los ordenadores posteriormente, y sirvió para arrastrar a la industria, sobretodo a IBM, hacia la construcción en serie de ordenadores sofisticados y fiables.

La armada americana no se limitó únicamente al sistema SAGE, sino que utilizaron muchos otros ordenadores para diferentes objetivos. Algunos de ellos son: IBM 701, IBM 709 y NORC (Naval Ordenace Research Calculator), construido para la Marina y en el que intervino von Neumann, de IBM; UNIVAC 1103 y M 460 de UNIVAC; la saga de los ERA; y el BIZMAC. En Inglaterra y en Francia también se construyeron ordenadores para la armada, como el CUBA.

IBM y UNIVAC entran en un desafío tecnológico, debido a una idea de von Neumann en 1956. El objetivo era construir un ordenador cuya velocidad de cálculo fuera cien veces superior a las velocidades conocidas. UNIVAC construyó el LARC (1960), cuya principal innovación era el multitratamiento (varios órganos de ejecución que trabajan simultáneamente). Fue un fracaso total, ya que solo se vendieron dos. La máquina de IBM fue el IBM 1730 o Stretch (1961), que fue también un fracaso, aunque lograron vender al menos diez ejemplares. Sin embargo, IBM reinvirtió los conocimientos técnicos adquiridos en la creación del IBM 360. Se crearon también otras máquinas de este tipo para usos militares, como el IBM 7090 o los realizados por la sociedad Philco, como el TRANSAC S-1000 o el CXPQ. La sociedad Philco construyó también el Philco 2000, destinado para la aviación y la energía nuclear. Por otra parte, el primer ordenador de uso espacial fue el Atlas Guidance Computer Model 1, que permitía guiar el lanzamiento de satélites y misiles. Muchos de estos ordenadores eran realizados por la NSA (National Security Agency), organismo encargado de todos los problemas concernientes a la "seguridad nacional".

El UNIVAC fue el primer ordenador civil que se comercializó. Fue financiado por la oficina del censo (Census Bureau) y por la Northrop Aircraft Company. En 1951 se entregó el primer UNIVAC al Census Bureau. En 1952, el ordenador fue utilizado para prever el resultado de las elecciones presidenciales. El UNIVAC dio ganador por mayoría absoluta a Eisenhower. Como las previsiones daban a los dos candidatos muy próximos uno de otro, se pensó que se había producido un error. El ordenador no se equivocó, lo que resultó un gran éxito.

A pesar de la oposición de muchos dirigentes, IBM se introdujo en el mercado de los ordenadores civiles. Se contrató a von Neumann como consultor. El gran éxito civil de IBM en los años 50 fue el IBM 650, aunque sacó otros modelos, como el IBM 704, el IBM 705, el IBM 7070 y el IBM 7080. Con estos ordenadores se inauguró la política de compatibilidad entre modelos de un mismo constructor, lo que contribuyó al éxito de la serie 360 de IBM. En esta misma época IBM realizó también el sistema SABRE (Semi-Automatic Business-Related Environment), con la que la informática comenzó a separarse del campo militar.

Fuente: "Historia y crítica de la informática", Philippe Breton.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

RSS RSS